La desaprobación de la derecha en América Latina: Argentina

La desaprobación de la derecha en América Latina: Argentina

Un tema se vuelve recurrente en las democracias contemporáneas: la importancia de la opinión pública. El hecho de contar con sistemas presidencialistas parece hacer a nuestras democracias más dependientes de la imagen de gestión presidencial. Ahora bien, ¿es verdad que el conjunto de la sociedad se ve seducido por los gestores de derecha?

Un tema se vuelve recurrente en las democracias contemporáneas: la importancia de la opinión pública. El hecho de contar con sistemas presidencialistas parece hacer a nuestras democracias más dependientes de la imagen de gestión presidencial. Ahora bien, ¿es verdad que el conjunto de la sociedad se ve seducido por los gestores de derecha? A continuación, analizaremos transversalmente la imagen de cada uno de los mandatarios de la región cuyas políticas y discursos se ubican desde el centro a la más extrema derecha para corroborar si es verdad que cuentan con el beneplácito de las mayorías ciudadanas. Para ello recopilamos los últimos sondeos sobre la imagen presidencial de cada mandatario en América Latina.

ARGENTINA

La imagen de gestión de Mauricio Macri se encuentra en su peor momento, de acuerdo al último sondeo de la Universidad de San Andrés y luego de frenar la caída de su imagen tras en G-20 (realizado del 30 de noviembre al 1 de diciembre de 2018), el 2019 se consolida como el desplome de los números para el oficialismo.

Para las consultoras Gustavo Córdoba y Asociados, D’Alessio Irol/Berensztein y Poliarquía, quienes también realizaron mediciones mensuales, la imagen del presidente argentino confirma en todos los casos la tendencia a la baja y lo que podría ser el piso de la coalición de Gobierno, alrededor del 30% de adhesiones. En las encuestas, las principales variables que operan sobre la imagen negativa o positiva son: aumento de tarifas, inflación, desempleo e inseguridad.

La inflación del 2018 fue del 47,6%, la cifra más alta de los últimos veintisiete años. La deuda pública llegó al 94,8% del Producto Interno Bruto (PIB) durante el último trimestre del 2018, según datos oficiales del informe “Presentación Gráfica de la Deuda Pública del Estado Argentino”, publicado por el Ministerio de Hacienda.

De acuerdo a los datos del Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre el tercer trimestre del 2018, el nivel de pobreza en el país del sur es la marca más alta de la década: 13,6 millones de personas bajo la línea de pobreza. Los nuevos pobres son producto del combo devaluación, inflación y recesión. El jefe de Estado había pedido que su gestión sea evaluada en base a la caída de la pobreza. Los números hablan por sí mismos.