Gobierno de Ecuador dice que respeta la libre expresión, los hechos lo desmienten

En las últimas semanas han aumentado las denuncias sobre ataques a medios y periodistas.

Ecuador libre expresión
En las últimas semanas han aumentado las denuncias sobre ataques a medios y periodistas.

Tras el cambio de gobierno en Ecuador y el giro político que dio el presidente Lenín Moreno, desde mayo de 2017, con respecto a su antecesor, Rafael Correa (2007-2017) llegaron elogios de entes como la SIP y la CIDH, además de entes nacionales, sobre el cambio que supuestamente hubo en la relación con la prensa y la libertad de expresión.

El 20 de febrero de este año, Lenín Moreno incluso firmó la Declaración de Chapultepec y señaló que «Ecuador es un país que cree en la libertad y sobre todo en la libertad de prensa y expresión», enfatizó el primer mandatario. Agregó que en el país «siempre defenderemos la prensa libre y responsable». Sus funcionarios se deshacen en autoalabanzas respecto a la libertad de expresión y la tolerancia a las voces críticas.

No obstante, en las últimas semanas se han multiplicado las denuncias de medios y periodistas sobre los ataques a la libertad de prensa. Coincide con la revelación de información sobre presuntos actos de corrupción (Ina Papers) que involucrarían directamente a la familia presidencial: uno de los hermanos de Moreno y el propio jefe de Estado.

Según la organización Reporteros sin Fronteras (RSF), Ecuador ha retrocedido en materia de libertad de expresión, cayendo cinco puntos en relación al año anterior.

Medios bloqueados, activistas y periodistas perseguidos y detenidos

Para la organización Fundamedios, en los últimos días se han presentado restricciones a la libertad de expresión de parte de las autoridades. Tal es el caso de la detención de Vladimir Obando, quien es columnista de un medio digital tras participar en una protesta en contra del presidente, Lenín Moreno.

Y también denuncian la detención del sueco Ola Bini, quien “de no existir pruebas que lo incriminen, debería ser liberado”, aseguró César Ricaurte, director de Fundamedios.

Julian Assange, que se encontraba asilado en la embajada de Ecuador en Londres, desde 2012, fue expulsado por el gobierno y entregado a las autoridades británicas en represalia porque Wikileaks difundió información de Ina Papers.

El 4 de abril, un funcionario del canal GamaTv, empresa administrada por el secretario de Comunicación, Andrés Michelena, desconectó la señal de la radio Pichincha Universal, alegando una deuda –que no tiene respaldo en documentos-.

Pichincha Universal es una emisora de la Prefectura de la provincia del mismo nombre. La desconexión ocurrió pocos días después de la elección en la que resultó ganadora la candidata Paola Pabón, cercana al expresidente Rafael Correa.

Hasta la fecha la señal sigue fuera del aire y los periodistas han decidido emitir la programación a través del internet.

El lunes 23 de abril, el portal de noticias online Ecuadorinmediato denunció públicamente que por presiones de la Presidencia de Ecuador se cerró la edición del medio digital.

Pese a que un funcionario de la Secretaría de Comunicación desmintió la denuncia, el medio se ratificó y reseñó que las intenciones de bloquear el acceso a la información que difunde el portal se vienen presentando desde semanas atrás y se concretó entre el 21 y 22 de abril.

Otro medio que ha sufrido ataques es el portal rutakritica.org . Además, el canal TV Satelital, crítico del Gobierno, fue sacado del aire alegando temas administrativos.

Durante este gobierno se registra el apresamiento de dos periodistas (Carlos y Marco Bravo); la orden de prisión preventiva del dirigente de oposición Ricardo Patiño y la represión policial a una marcha de oposición el 16 de abril.

Algunos de estos hechos han generado el rechazo de defensores de los derechos humanos.

Y la Defensoría del Pueblo expresó en una comunicación oficial que la desconexión de Pichincha Universal podría configurar restricción ilegítima al ejercicio del derecho a la libertad de expresión.