Venezuela y los fake news: la muerte de la verdad  

La intensificación del conflicto en Venezuela, avivado por la denominada “Operación Libertad” que promueve el diputado Juan Guaidó, pone en discusión el papel que cumplen los medios y su compromiso con la verdad. 

Fake news
La intensificación del conflicto en Venezuela, avivado por la denominada “Operación Libertad” que promueve el diputado Juan Guaidó, pone en discusión el papel que cumplen los medios y su compromiso con la verdad.

En la guerra lo primero que muere es la verdad, la mentira es un arma, dijo el periodista español Miguel Lejarza. Parafraseando su afirmación podemos sostener que en las guerras y en los conflictos políticos, la verdad es afectada muy gravemente.

Eso se puede observar en la cobertura mediática de la situación en Venezuela donde existen dos partes en conflicto actualmente: el gobierno de Nicolás Maduro, elegido en las urnas con 5,8 millones de votos, es decir, más del 60% de los sufragios; y el diputado Juan Guaidó, que el 23 de enero decidió autoproclamarse presidente encargado del país y desde entonces lleva adelante lo que ha denominado “Operación Libertad”, holliwoodense denominación a lo que sería –sin eufemismos- una vía no democrática para sacarlo del poder.

Mitos y verdades

La legitimidad de Guaidó se la dan unos 50 países que decidieron apoyar su aventura como encargado, mientras Maduro pese a unos cinco intentos de desalojarlo del cargo, se mantiene más firme que nunca con respaldo popular y de las Fuerzas Armadas.

“Los medios informativos están mintiendo sobre la situación en Venezuela”, sentenció la periodista Anya Parampil, en entrevista con el canal estadounidense Fox News.

“Imaginate que Hillary Clinton se hubiera negado a aceptar su derrota después de perder con el presidente Trump en 2016, y por eso agrupa a 24 soldados americanos para intentar tomar la Casa Blanca a la fuerza. Yo no creo que ella pudiera caminar libremente por las calles de la manera que Juan Guaidó está libremente haciéndolo justo ahora en Caracas”, dijo la periodista.

Parampil rompió otro mito que es difundido por la prensa a nivel internacional sobre el supuesto apoyo masivo que tendría Guaidó. Falso.

Contó que estuvo un mes en Venezuela, recientemente, con lo que puede confirmar que la oposición no tiene mucho apoyo popular.

«Juan Guaidó solo llegará al poder sobre un tanque de Estados Unidos”, subrayó.

 No es una dictadura

La reportera Esther Yánez, quien cubre Venezuela para el canal español Telecinco, mantuvo un interesante cruce de argumentos con la anchor que se encontraba en estudio, a varios miles de kilómetros de los hechos.

“Si me preguntas si yo creo que Nicolás Maduro es un dictador, no lo es. Me estás preguntando mi opinión personal: no es un dictador. Porque aquí, sí es cierto, se celebran elecciones y hay una masa tremenda de gente que sigue votando por el chavismo. Grave error el de la oposición que no se presenta a las elecciones”, argumentó la periodista.

Todo para la oposición

La periodista Inna Afinogenova, de la cadena Rusia Today, hizo una extensa reflexión en Twitter sobre la cobertura de la prensa sobre el tema Venezuela.

“Para la prensa mayoritaria en español no existe nada en Venezuela que no sea favorable a la oposición si miras las principales noticias y no te pones a buscar mucho más allá de las portadas o de los grandes medios”, posteó.

Sostuvo que la prensa ofrece como la verdad una parte de la realidad y la ofrecen como si fuera toda la realidad. Llenan portadas con las opiniones de uno de los bandos haciendo ver que el otro ni siquiera existe.

Estos tres ejemplos permiten traer a debate el rol que están jugando los medios de comunicación y su compromiso con la responsabilidad y la verdad.