¿Xenofobia?  Un ministro peruano asocia aumento de la inseguridad con migración venezolana

El ministro del Interior, Carlos Morán, aseguró que “el fenómeno” de la presencia de venezolanos en el Perú ha aumentado la incidencia delictiva en Lima.

«No quiero ser xenófobo, (pero) por la presencia de ciudadanos venezolanos se han incrementado, se han disparado estos indicadores (de la incidencia delictiva)», expresó Morán en una entrevista al Canal N de televisión.

Pese al descargo del funcionario, la afirmación parece no sostenerse pues no se basa en estadísticas factuales sino en un estudio de percepción ciudadana.

Lo cierto es que ya desde junio de 2018, Perú se ubicaba como el segundo país más inseguro de América Latina.

Incluso, en 2014, un blog europeo de viajes alertaba a sus ciudadanos sobre la inseguridad en el país andino.

En Lima, la capital de Perú, el desempleo se incrementó a 8,1% durante el 2018, según el Instituto Nacional de Estadística Informática (INEI). Se trata del porcentaje de desempleo más alto de esta ciudad desde el primer trimestre de 2012.

En comparación con el trimestre anterior (octubre, noviembre y diciembre de 2017), 19.800 personas dejaron de tener trabajo. Así, en total hay 420.900 personas desempleadas en Lima, reportó el INEI.

También en 2018, la pobreza monetaria registró por primera vez un aumento en relación a los últimos 10 años.   De acuerdo al informe Resultados de la Pobreza Monetaria en el Perú 2017, 375.000 personas se hicieron pobres.

Las causas de la inseguridad podrían estar en otro lado y no en la migración. De acuerdo a un informe del Banco Mundial de 2018, Perú no ha reducido su desigualdad en los últimos cuatro años.