Denuncias de corrupción contra Guaidó y sus emisarios generan malestar en Colombia

La publicación de un medio internacional sobre presuntos hechos de corrupción en el manejo de recursos de las ayudas humanitarias para Venezuela, que tiene salpicado el círculo político del líder opositor de ese país, Juan Guaidó, ha desatado un clima de incertidumbre y sinsabor en Cúcuta, donde permanecen almacenados los alimentos e insumos médicos, donados desde hace cuatro meses por Estados Unidos.

Varios sectores políticos de esta zona de frontera piden la intervención del Gobierno colombiano para esclarecer esta anomalía, así como también exigen precisar el esquema de atención para los desertores del ejército venezolano, que en sus intervenciones no se cansan de denunciar malversación de dineros y abandono por parte de los emisarios de Guaidó.

El alcalde (e) de Cúcuta, Luis Javier Chaves, indicó que la administración municipal ha enfrentado obstáculos para ingresar a la bodega del puente internacional de Tienditas, aprovisionada con 400 toneladas de estas contribuciones, y por esta razón, es necesario que el Gobierno Nacional aclare cuáles serán los canales de distribución de estos productos.

“Desde un principio la Alcaldía, ante la imposibilidad de ingresar estás ayudas humanitarias al vecino país, ha solicitado al gobierno nacional que sean entregadas a venezolanos y colombianos que han retornado del vecino país y que se encuentran en nuestro municipio y el área metropolitana”, indicó el funcionario.

El mandatario añadió que frente a estas trabas y dudas, exacerbadas por los señalamientos de presuntos casos de corrupción por los diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela, considera oportuno un ejercicio de rendición de cuentas a la comunidad.

En el mismo sentido se refirió el concejal Bachir Mirep Corona, quien fue mucho más allá y acusó a los políticos venezolanos, fieles a Guaidó, de desatar una crisis fronteriza con el fallido operativo del ingreso de estas contribuciones, ocurrido el 23 de febrero, que terminó desencadenando brotes de violencia y el rompimiento de las relaciones de Caracas y Bogotá.

“Tras la improvisación de la oposición venezolana, la ciudad espera que se aclare realmente qué está pasando con las ayudas humanitarias y con el tratamiento a los exmilitares venezolanos, porque acá debe haber una responsabilidad tanto política como penal. Este tema debe ser revisado cuanto antes por el Ejecutivo”, aseveró el cabildante.

A principios de esta semana y debido al escándalo generado por estos señalamientos de malversación de recursos, Aid Live Fundation, la organización encargada del concierto Venezuela Aid Live, emitió un comunicado aclarando su participación sobre la recaudación del dinero durante el evento, la gestión para la repartición de estos recursos y aprovechó para tomar distancia de cualquier fuerza política.