La entrega de casas maquilla el paquetazo económico recetado por el FMI

La entrega de casas maquilla el paquetazo económico recetado por el FMI

Actualmente la entrega de estos planes habitacionales lleva una suma de nostalgia e imprecisiones por parte del mandatario ecuatoriano ocultado el verdadero paquetazo económico por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El presidente de la República de Ecuador, Lenín Moreno, inauguró el lunes 24 de junio de 2019 en el cantón Jipijapa, Manabí, la Urbanización Jipijapa conformada por 193 casas, cuya inversión fue de alrededor de $ 4 millones.

Actualmente la entrega de estos planes habitacionales lleva una suma de nostalgia e imprecisiones por parte del mandatario ecuatorianoocultado el verdadero paquetazo económico que actualmente se ejecuta con la implementación de la Carta de Intención llena de condicionamientos por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Documentos hechos públicos sobre el Acuerdo firmado entre Ecuador y el FMI demostrarían que la subida de combustible y despidos de servidores públicos, entre otras medidas antipopulares son el resultado de la mentira y el engaño al pueblo ecuatoriano que dio su respaldo en las urnas al actual gobierno.

Acuerdo

Casa para pocos, pobreza para todos

«La sonrisa de los niños que hemos visto, es verdaderamente la mejor señal de que estamos haciendo bien nuestro trabajo” frase con la que inauguró la entrega de casa en Jipijapa

Sin embargo, dentro del Plan de Gobierno presentado ante el Consejo Nacional Electoral ofreció que las primeras 50 mil viviendas se construirían hasta mayo de 2018, para lo cual se destinaron 500 millones de dólares, incluidos en la Proforma Presupuestaria del presente año y del Plan de Desarrollo pero paraterminar la construcción de las 325 mil casas dentro de los 4 años de gobierno, se debería levantar alrededor de 80 mil por año, lo cual hasta el momento, no ha sucedido.

Para justificar su incumplimiento de campañaahora acusa al gobierno del economista Rafael Correa –del que fue su vicepresidente por 2 ocasiones- de haber dejado quebrado al país.

“Debemos casi 75 mil millones de dólares, que el gobierno anterior un poco empecinado en hacer obras por aquí, unas… ¡Bah!”

Cifra que luego fue desmentida por su ministro de Finanzas, Carlos de la Torre en una entrevista para la cadena Hispana TV de abril del 2018, lo propio hizo la segunda en ocupar dicha cartera de estado, María Elsa Viteri quien declaró ante la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional que la deuda ecuatoriana no superaba el 40% exigido por Ley, en mayo del 2018.

De acuerdo con analistas económicos consultados por este medio, el incumplimiento en la construcción de viviendas se debe a una mala gestión gubernamental así como a un escenario donde el marco legal dificulta el prever si el estado ecuatoriano estará en capacidad para sostener un crecimiento planificado de la urbanización que representa la construcción de 350.000 casas.

A continuación mencionaremos algunas acciones tomadas durante el 2018 que imposibilitaron el cumplir con lo ofrecido por Lenín Moreno:

La Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo y Estabilidad y Equilibrio Fiscal eliminó la posibilidad de utilizar la inversión doméstica (Disposición transitoria décimo tercera)

El Ministerio de Industrias y Productividad ha sido fusionado con el Ministerio de Comercio Exterior (Decreto 520 de septiembre de 2018) lo que dificulta el control del componente nacional en los constructores.

Se derogó la Ley de Plusvalía (Ley Para Evitar la Especulación Sobre el Valor de las Tierras y Fijación de Tributos) lo que dificulta la planificación e identificación de terrenos propicios para los planes de vivienda.