El pulso electromagnético (PEM): el arma más destructiva de EE.UU.

Califican a Venezuela como amenaza a la seguridad de EE.UU

Políticos de EE.UU. cuestionaron este martes la versión del régimen de Nicolás Maduro por los cortes eléctricos que afectaron a más de 14 estados en Venezuela.

El senador de la Florida., Rick Scott cuestionó la información dada por el oficialismo respecto al apagón general que afectó al territorio venezolano este lunes 22; una recurrente maniobra utilizada por los EE.UU en su afán intervencionista al puro estilo de la Doctrina Monroe.

¿Qué sucedió ayer a las 4:45 de la tarde en Caracas y otros 14 estados del país sudamericano?

El gobierno venezolano informó sobre un nuevo ataque electromagnético contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), que afectó el sistema de generación hidroeléctrica de Guayana.

La falla eléctrica afectó a 15 de los 23 estados del país: Falcón, Barinas, Lara, Cojedes, Bolívar, Carabobo, Aragua, Monagas, Táchira, Zulia, Anzoátegui, Portuguesa, Vargas, Nueva Esparta, Miranda y Lara.

Este nuevo complot se suma a los registrados en marzo de este año y que Nicolás Maduro, denunció se realizaron desde la ciudad de Houston en EE.UU., Chile y Colombia.

¿Qué son los ataques de Pulso Electromagnético (PEM)?

Un PEM es creado cuando un artefacto nuclear es detonado sobre la atmósfera terrestre y actúa más rápido, másbreve y más fuerte que el golpe de unrayo, siendo invisible y sin ruido aparente. Esto causa un daño inmediato en los componentes electrónicos basados en materiales semiconductores, tales como memorias, procesadores, integrados, así como en transistores entre otros componentes eléctricos.

El efecto real del PEM fue entendido recién en 1962 cuando los Estados Unidos realizó una serie de pruebas atmosféricas de gran altitud que trajo como consecuencia el tratado firmado en 1963 con Rusia al cual se lo denominó el tratado de Pruebas Atmosféricas Prohibidas.

¿Qué denunció el Gobierno de Nicolás Maduro sobre los apagones?

Desde el Palacio de Miraflores, sede de Gobierno, el mandatario indicó que los ataques ocurridos en marzo contra el sistema fueron realizados en tres fases:

– La primera fue contra el cerebro del sistema computarizado de la empresa Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) en la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en la represa de El Guri, estado Bolívar (sur); y el ciberataque desde el exterior al cerebro de conducción que queda en Caracas (capital)”.

– El segundo atentado fue vía electromagnética, «que mediante dispositivos móviles interrumpen y revierten los procesos de recuperación”, notificó.

– La tercera fase fue “a través de la quema y explosión de subestaciones eléctricas. Como a las 2 de la mañana hubo una explosión producto de un sabotaje a la subestación Alto Prado (estado Miranda) para tumbar toda la electricidad en Caracas”.

Lo que da a suponer que este modus operandi fue el que se utilizó ayer en el sistema de generación hidroeléctrica de Guayana.

¿Qué dijeron e hicieron los gringos?

A menos de 10 días de los ataque ocurridos, en marzo, en Venezuela, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para “proteger al país de ataques de pulso electromagnético (EMP), considerados potencialmente peligrosos para infraestructura crítica como la red eléctrica”.  

Pero esta orden ejecutiva tiene algunas perlas que justificarían los ataques del país del norte a otros países.

En la sección 5 del Decreto rubricado por Trump se establece que el secretario de Defensa deberá “incorporar ataques que incluyan pulsos electromagnéticos como un factor en la planificación de escenarios de defensa».

Sección 5 del Decreto rubricado por Trump

“Defensa” sin olvidar que en el año 2015 el expresidente de EE.UU. Barack Obama firmó una Orden Ejecutiva donde calificó a Venezuela como «amenaza a la seguridad nacional de EE.UU.»

A las pruebas me remito, usted juzgue lo demás…