¿Se puede creer en la palabra del presidente de Estados Unidos?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien realizó desde el inicio de su administración más de 12 mil declaraciones falsas o engañosas, incrementó considerablemente desde abril la frecuencia de esos comentarios.

De acuerdo con el diario The Washington Post, hasta el 5 de agosto, el día 928 de su presidencia, el mandatario republicano difundió en total 12 mil 19 pronunciamientos de ese tipo, lo cual representa un promedio de 13 cada día, reseña Prensa Latina.

Sin embargo, desde el 26 de abril, cuando superó la marca de las 10 mil declaraciones falsas o engañosas, «la propensión del presidente a decir números exagerados, alardes injustificados y falsedades directas» creció de forma notable, destaca el diario norteamericano.

El periódico, que cuenta con una base de datos para analizar, clasificar y rastrear cada idea sospechosa expresada por el jefe de la Casa Blanca, precisó que desde esa última fecha el mandatario ha promediado unos 20 comentarios diarios de ese tipo.

Alrededor de una quinta parte de las declaraciones son sobre inmigración, y la más repetida -190 veces- es que su prometido muro en la frontera con México se está construyendo.

Luego de que el Congreso se negó a financiar la polémica obra, el gobernante ha tratado de presentar el levantamiento de cercados de bolardos y la reparación de barreras ya existentes como un muro, señaló el periódico.

Al mismo tiempo, afirmaciones falsas o engañosas sobre el comercio, la economía y la investigación sobre la presunta interferencia rusa en la campaña presidencial de 2016 representan aproximadamente el 10 por ciento del total.

Según el Post, Trump ha dicho falsamente en 186 ocasiones que la economía estadounidense de hoy es la mejor de la historia, idea que comenzó a repetir desde junio de 2018 y rápidamente se convirtió en una de sus favoritas.

A decir del diario, aunque ciertamente Trump puede presumir sobre el estado de la economía, esa área no está funcionando tan bien como lo hizo bajo las administraciones de Dwight D. Eisenhower (1953-1961), Lyndon B. Johnson (1963-1969) o Bill Clinton (1993-2001), además de que comienza a sentir el impacto de las guerras comerciales.

En 166 oportunidades, el gobernante manifestó que EEUU ha «perdido» dinero debido a déficit comerciales, lo cual, según el medio, refleja un malentendido básico de la economía.

Más del 18% de las declaraciones falsas o engañosas divulgadas por Trump provienen del «constante bombardeo del presidente en Twitter», indica la publicación.

El Post indicó que a pesar de la proliferación de esos comentarios que no están basados en hechos, hay evidencia de que el enfoque seguido por el mandatario está fallando, porque menos de tres de cada 10 estadounidenses creen muchas de sus declaraciones falsas más comunes.