Juan Guaidó perdió el control de la Asamblea Nacional en Venezuela

Tal como lo prevé la Constitución de Venezuela, 150 diputados (de 167) dieron el quorum reglamentario para proceder a la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, cargo que recayó en el parlamentario Luis Parra, de oposición al Gobierno de Nicolás Maduro.

La elección generó controversia, que llegó a su punto máximo con la circulación de imágenes del diputado Juan Guaidó, hasta ayer presidente del organismo legislativo, pretendiendo saltar una verja para ingresar.

“Él no entró sencillamente porque no tenía los votos”, dijo posteriormente Parra a la prensa y explicó que la sesión cumplió los procedimientos legales y el quorum reglamentario.

Expuso que 30 diputados de las regiones, entre los que se incluye él, decidieron presentar una alternativa diferente a Guaidó para abrir un camino a la despolarización del país.

En 2016, las fuerzas opositoras habían acordado turnarse en la presidencia del Congreso, pero el apoyo internacional a Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos y varios países europeos y latinoamericanos, le había llevado a postularse a la reelección.

Guaidó y sus seguidores pueden tratar de celebrar sus sesiones fuera de la Asamblea Nacional (como lo hicieron al elegirlo como Presidente en el periódico El Nacional), pero todo indica que han perdido definitivamente el control de las instalaciones del Congreso, y con ello uno de los últimos reductos de poder institucional que conservaba la oposición en Venezuela.

La Constitución venezolana establece que la elección de la junta directiva de la Asamblea Nacional debe realizarse en el hemiciclo legislativo, no en otra parte por lo que la elección de Guaidó, en la que se incluye ua treintena de diputados que están fuera del país, o están inhabilitados, carecería de sustento legal.